Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El enojo
#1
El Enojo


El enojo es un estado emocional que varía en intensidad. Varía desde una irritación leve hasta una furia e ira intensa. Como otras emociones, está acompañada de cambios psicológicos y biológicos. Cuando usted se enoja, su frecuencia cardíaca y presión arterial se elevan y lo mismo sucede con su nivel de hormonas de energía, adrenalina y noradrenalina.

[Imagen: enojado-420x280.jpg]

El enojo puede ser causado por sucesos externos o internos. Usted puede enojarse con una persona específica (como un compañero de trabajo o supervisor) o por algo ocurrido (embotellamiento de tránsito, un vuelo cancelado), o su enojo puede ser causado por estar preocupado o taciturno debido a sus problemas personales. Los recuerdos de hechos traumáticos o enfurecedores también pueden despertar sentimientos de enojo.


¿Cómo Manejamos el Enojo?

[Imagen: enojo.jpg]

El enojo es un sentimiento humano normal que todos experimentamos. Hay maneras constructivas y destructivas de manejar el enojo. El enojo puede dirigirse a uno mismo, a la gente, o a los objetos. El enojo dirigido a uno mismo es probablemente destructivo.

Las señales visibles de enojo hacia la misma persona, pueden ser acciones que lastiman a esa persona. Por ejemplo, un individuo que está enojado puede comer excesivamente. Más tarde, esta acción puede hacer que la persona se enoje mucho más. Otras veces, una persona puede culpar a otras personas por estar enojada.

Cuando estamos enojados, podemos dirigir nuestro enojo contra gente que no tiene nada que ver con la situación. En vez de enfrentar a la persona con quien estamos enojados, las personas enojadas pueden descargar su enojo con su familia, los amigos, u otras personas que ni siquiera están enteradas de la situación.

Una persona enojada puede también dirigir su cólera hacia sus alrededores. Golpear o lanzar objetos son ejemplos de esto.



Está bien estar enojado

[Imagen: enojado.jpg]

El enojo es una emoción perfectamente normal. Todos nos enojamos, inclusive los bebés. Aunque es normal estar enojado, y necesario expresar el enojo, la forma como se expresa el enojo afecta cómo los miembros de la familia se sienten entre sí. Es decisión de los padres enseñarles a sus hijos maneras sanas de expresar su enojo. Si los niños ven a un adulto responder al enojo gritando, golpeando o lanzando objetos, ellos probablemente reaccionarán al enojo de la misma manera.

Por otra parte, si los niños ven a los adultos responder al enojo respirando profundamente, contando hasta diez, caminando para pensar, o anotando pensamientos y sentimientos, entonces ellos probablemente adoptarán algunas de estas técnicas cuando estén enojados. El enojo no siempre es una emoción negativa. Es una forma de decirle a los miembros de la familia que algo está mal y abre la oportunidad de solucionar problemas llamando la atención de la familia. El enojo le demuestra a otros miembros de la familia que nos importan. No desperdiciaríamos energía en alguien a quien no amamos. La clave para hacer del enojo una emoción positiva es que los miembros de la familia respondan de maneras sanas al enojo. Las respuestas sanas deben ser practicadas cuando los niños son pequeños, de manera que crezcan con las herramientas para manejar el enojo de manera constructiva.

Los niños no deben ser enseñados que la gente buena no se enoja o que la gente agradable guarda sus malos pensamientos para sí mismos. Aprender a expresar sentimientos es el primer paso en el manejo del enojo de una manera sana. Los padres pueden ayudar a los niños a decir sus sentimientos poniéndoles nombres a las diferentes emociones y enseñándoles a los niños que cada persona tiene sentimientos. Mirar cuadros o fotos de gente en revistas o en una parada de autobús, y adivinar cómo se están sintiendo de acuerdo a sus expresiones faciales, ayuda a los niños a decir sus sentimientos con palabras. Los niños también pueden aprender a expresar sus emociones haciendo caras frente a un espejo para mostrar sus diferentes sentimientos y emociones, y hablar de los momentos en que han sentido estas emociones.

Una vez los niños puedan identificar su enojo, necesitan ayuda para entender porqué están enojados por una situación particular. Una persona que sabe lo que causa situaciones de enojo, puede encontrar maneras de solucionar los problemas. Los niños deben ser enseñados a encontrar maneras de calmarse y pensar claramente sobre el problema. Una vez que estén calmados, pueden decidir qué situación genera enojo, lo que desean hacer para solucionar el problema, y cómo van a poner en práctica su solución. Darle la oportunidad a los niños de utilizar palabras en vez de los puños puede ayudar a desarrollar respuestas positivas al enojo a largo plazo.

Entre más vean los niños a sus padres responder en forma constructiva al enojo, y entre más oportunidades tengan de utilizar respuestas sanas, la familia tendrá mejores oportunidades de corregir las respuestas negativas al enojo. Estas respuestas negativas pueden destruir relaciones familiares. Es preferible utilizar respuestas sanas que pueden mejorar la comunicación y relaciones familiares.

Algunas personas realmente se exaltan más que otras enojandose con mayor facilidad y más intensamente que el promedio. También, hay quienes no demuestran su ira gritando pero son crónicamente irritables y malhumorados. Las personas que se enojan con facilidad no siempre insultan y lanzan cosas; a veces se retraen socialmente, se amargan o se enferman.

Las personas que se enojan con facilidad, por lo general, tienen lo que los psicólogos denominan baja tolerancia a la frustración, que significa que éstas sienten que no deberían estar sujetos a la frustración, irritación o a los inconvenientes. No pueden tomar las cosas con calma y se enfurecen, sobre todo si la situación parece de alguna manera injusta, por ejemplo, cuando se las corrige por un error de poca importancia.

¿Qué hace que estas personas sean así? Hay varios factores. Un factor puede ser de origen genético o fisiológico. Existen pruebas de que algunos niños nacen irritables, sensibles y que se enojan con facilidad, y estos signos están presentes desde una edad muy temprana. Otro factor puede estar asociado a la manera como se les enseña a lidiar con el enojo. El enojo se considera a menudo como algo negativo; a muchos nos enseñan que está bien expresar la ansiedad, la depresión y otras emociones pero que no está bien expresar el enojo. Como resultado, no aprendemos cómo manejarlo o canalizarlo constructivamente.

Las investigaciones también hallaron que los antecedentes familiares desempeñan un papel importante. Generalmente, las personas que se enojan con facilidad vienen de familias problemáticas, caóticas y sin capacidad para la comunicación emocional.



LAS CAUSAS DE LA RABIA

[Imagen: 103.jpg]

Hay muchas razones por las cuales Ud. llegue a enojarse. La rabia está relacionada a su modo de pensar y sentir.

La forma en que Ud. se comporte cuando está enojado se basa en lo que Ud. ha aprendido en la vida. Algunas de estas costumbres le pueden meter en problemas. Conviene saber que Ud. puede “desaprender” las costumbres que le causan dificultades. Entonces podrá Ud. aprender nuevas formas de comportarse al enojarse que no le compliquen la vida.


SINTOMAS CORPORALES CAUSADOS POR LA RABIA

La rabia nos afecta el cuerpo. Con la rabia se nos sube el nivel adrenalina y otros agentes químicos en la sangre, lo cual

hace latir mas rápido el corazón,

sube la presión de la sangre,

crea tensión en los músculos,

vuelve seca la boca,

revuelve el estómago

causa sudores.

La forma en que nos afecta el enojo normalmente no perjudica el cuerpo. A través de mucho tiempo, sin embargo, la rabia descontrolada puede causar problemas de salud. Para evitar esto, Ud. debería controlar su rabia.



MANERAS DE DOMINAR EL ENOJO

[Imagen: como-dominar-la-ira-300x246.jpg]

1.Primero, Ud. necesita saber reconocer cuándo se enoja. Piense en lo que pasa con su cuerpo cuando se enoja.

2.Cuando se siente enojado, Ud. necesita controlar cómo va a reaccionar o a comportarse. ¿Cuál fue el colmo? ¿Fue algo que pasó o fue algo que alguien le dijo o le hizo?

3.Ya que reconozca el origen se su rabia, Ud. necesita controlar cómo va a reaccionar o a comportarse. MIENTRAS MAS CLARAMENTE UD. LOGRA COMUNICAR SUS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS A SI MISMO Y A OTROS, TANTO MAS FACIL SERA ESTE PROCESO.
Una de las siguientes técnicas le podría ayudar para controlar su comportamiento cuando Ud. se enoja.



*Resolver su problema. Identifique el problema que le hizo enojar, y resuélvalo

*Hablar solo. Al hablar consigo mismo se le puede bajar la rabia. Así empezará a sentirse más calmado, permitiendo que Ud. mantenga su comportamiento bajo control.

*Mantenerse calmado cuando los otros están enojados. Si Ud. está calmado, le es posible escuchar lo que dicen los demás y entender sus sentimientos. Esto le ayudará a evitar discusiones, y le ayudará a no sentirse enojado.


RECURSOS DE ASISTENCIA

Si Ud. se enoja fácilmente o no puede controlar su conducta después de enojarse, tal vez le conviene pedir ayuda. No olvide, cuando la rabia pasa sin expresarse en formas apropiadas, le puede hacer daño a Ud. y/o a alguien más.

Si siente que su ira está realmente fuera de control, si está afectando sus relaciones y partes importantes de su vida, puede considerar la asesoría para aprender a manejarla mejor. Un psicólogo u otro profesional de la salud mental autorizado para ejercer puede trabajar con usted en el desarrollo de varias técnicas para cambiar su pensamiento y su conducta.

Cuando hable con un terapeuta, dígale que tiene problemas con la ira sobre los que desea trabajar y pregúntele sobre su método para manejar la ira. Asegúrese de que esto no sea sólo un curso de acción diseñado para ayudarlo a conectarse con sus sentimientos y expresarlos. Ese puede ser precisamente su problema.

Los psicólogos sostienen que con ayuda medica, una persona que se enoja mucho puede acercarse a un rango de ira medio en aproximadamente 8 a 10 semanas, dependiendo de las circunstancias y las técnicas de asesoría utilizadas.



FUENTE
#2
jjajjaja..es cierto..
Cita:1.Primero, Ud. necesita saber reconocer cuándo se enoja. Piense en lo que pasa con su cuerpo cuando se enoja.
jajaj pero es obvio creo yo.. Lengua
Disuelto dixel jaja, vamos Skylium.net, Sky! Sky! Sky! :O
#3
generalmente no me enojo... de exo no lo hacia casi nunca...
pero cuando lo hacía explotaba y rompia todo a mi caso, incluyendo las paredes de mi casa y unos cuantos vidrios del liceo...
ahora me enojo con mas frecuencia, pero no exploto asi como antes... algo esta pasando :S
Comentario Patrocinado por:
[Imagen: logoBeta.png]
WWW
#4
dicen que es bueno enojarse diariamente, porque sino el enojo se consume hasta explotar y hagas cosas que te arrepientas




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)