Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
filosofia
#1
la psicología humanista en la década de los años cuarenta, genera una nueva concepción del ser humano que defiende los siguientes preceptos. La persona es valiosa por sí misma, independientemente de sus accidentes (edad, nivel socioeconómico, estado civil, nombre, nacionalidad, etcétera).

La naturaleza humana es constructiva, digna de confianza. Existen situaciones enajenantes que pueden bloquear el desarrollo constructivo del ser humano, pero incluso en estos ambientes adversos, la persona conserva su tendencia hacia su desarrollo integral. La motivación básica del ser humano es su autorealización que le lleva a tender hacia el desarrollo de sus potencialidades.

La filosofía humanista no niega la existencia de impulsos agresivos, los mira como partes o elementos del hombre que surgen como producto de la enajenación en la cual el ser humano pierde contacto consigo mismo, se cierra y adopta actitudes defensivas. Esto le lleva a la incongruencia y la contradicción.

La salud es el vivir funcionalmente, como un organismo total, integrado y unificado; cuando el individuo no tiene necesidades apremiantes en los varios aspectos de su existencia. La agresividad aparece cuando se requiere defensa o protección con el fin de sobrevivir y desarrollarse. El aprendizaje que es significativo tiene que ser descubierto en la propia vida. Se puede confiar en la persona y en su innata curiosidad y deseo de aprender; el ser humano desea conocer nuevos horizontes y adquirir nuevas habilidades.

A partir de la hipótesis humanista de que el ser humano es digno de confianza y respeto, que posee desde su nacimiento una capacidad de autodirección que le permite la toma de decisiones y elegir sus propios valores, Rogers propone la educación centrada en la persona (Rogers, 1969).

Rogers plantea, entre otras cosas, que cuando la educación tiene como único objetivo la información y el desarrollo puramente intelectual del estudiante olvida que la persona es una unidad de cuerpo-mente-espíritu al que hay que formar de manera integral. Esta postura busca y genera seres humanos dinámicos, responsables y comprometidos a través de un proceso donde el maestro o promotor y el alumno se involucran activamente en una atmósfera de igualdad en el salón de clases, con participación que conduzca a la espontaneidad al pensamiento creativo y al trabajo autodirigido.

Es sorprendente que esta filosofía planteada tantos años atrás esté cobrando fuerza en los albores del siglo XXI, donde diversos filósofos de todo el mundo, como los reunidos en Ginebra el pasado 21 de agosto por la UNESCO, coinciden que es necesario colocar al ser humano en el centro de todas las cosas y donde éste deberá desarrollar cierto grado de humildad y superar la actual arrogancia que exhibe en los campos de la ciencia, la tecnología y la economía (Jakowska, 1998).


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Richard Stallman y la filosofía del software libre rippifas 0 229 03-12-2013, 02:17 PM
Último mensaje: rippifas



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)